El séptimo es el vencido

El domingo se definió la única serie que hasta el momento ha llegado al partido número 7 en lo que va de los Playoffs de la temporada NBA 2021.

Es que ni los Mavericks ni los Clippers querían quedar afuera, y eso quedó demostrado.Una serie en la que a medida que avanzaban los partidos se iba desdibujando el concepto de favorito, podía ser para cualquiera de los dos. Revisemos cómo se dio todo para que finalmente el equipo de Kawhi Leonard dejara atrás a los Mavericks de Doncic con un global de 4-3.

Revanchas, estrellas, localías y resultados inesperados.

Para los Mavericks este cruce parecía como una oportunidad para hacerlo mejor, una oportunidad para buscar la revancha. Un momento para liberarse de sus fantasmas y demostrar que la historia no estaba condenada a repetirse, ya que en la temporada pasada perdían en la misma fase ante los Clippers.

Es así que en la serie que comenzaba el sábado 22 de mayo, los Mavericks se llevaban las dos primeras victorias. En el juego 1 ganaron por 113 a 103.

Luka Doncic la estrella del equipo, demostró su papel e importancia en el equipo aportando 31 puntos. En el segundo se impusieron de nuevo 127 a 121. Con unos Mavericks más precisos a la hora de definir y de tirar de 3, lo que hizo la diferencia.

La serie parecía tomar un rumbo diferente al esperado. Los Clippers habían caído de locales, en el Staples Center dos veces consecutivas y las críticas no tardaron en hacerse oír. Decididos a no quedarse por el camino, los Clippers ganaron los dos siguientes partidos en campo rival. Hicieron ajustes defensivos y mejoraron sus porcentajes en tiros de campo.

Remontaron el juego 3 118 a 108. Haciendo que el esfuerzo de Doncic con 44 puntos se viera contenido. Kawhi, estrella de los Clippers no se quedó atrás, con un total de 36 puntos.

En el juego 4 los Clippers demostraron que podían dar aún más y arrasaron 106 a 81, con una diferencia de 25 puntos. Ante unos Dallas con su figura principal con molestias musculares en el cuello. Leonard y George fueron figuras para el equipo proveniente de Los Ángeles. Llegado este punto todo parecía volver a equilibrarse, la serie podía estar para uno u para otro, nada estaba dicho.

El juego 5 se jugó ante la expectante mirada de los aficionados de la NBA. Los Mavericks volvieron a demostrar que seguían dando pelea y obtuvieron la victoria tras un gran partido 100 105. La serie quedaba 3-2.

Los Clippers volvían a perder en su casa y para muchos los Mavericks estaban a tan solo un paso de cambiar la historia de la temporada anterior y avanzar a las semifinales de la conferencia oeste.

Pero los Clippers no estaban dispuestos a irse a casa tan pronto y volvieron a empatar la serie desde atrás, de nuevo con actuaciones destacables de Leonard y George, los líderes del equipo. El partido termina 104 97, lo que fuerza a que se tenga que jugar el partido número 7, para decidir finalmente quién es el mejor.

El momento de la verdad

Los juegos número 7 suelen estar cargados, más que nunca, de adrenalina, de saber que se puede pasar de estar muy cerca a estar muy lejos en cuestión de instantes.

El partido estaba dado para cualquiera de los dos. El primer cuarto terminó con una mínima diferencia para los Clippers, pero a partir del segundo cuarto esta se fue haciendo cada vez más notoria y fue un presagio del final.

Otra vez las estrellas de los equipos volvieron a destacar. Un Doncic demasiado solo y aun así con 46 puntos y 14 asistencias no pudo frenar a su rival. Dejó demostrado más que nunca que es un jugador de primera y que la experiencia puede llevarlo aún más lejos. Grandes cosas le esperan en la NBA.

Pero el hombre que se puso el partido al hombro fue Kawhi Leonard, convirtiendo 28 puntos, dando 9 asistencias y recuperando ¡10 rebotes! Kawhi explotó al máximo su gran capacidad defensiva, lo que se vio reflejado en las estadísticas del partido, por ejemplo, en el total de 11 robos en los 4 cuartos para su equipo.

En este duelo entre 2 grandes, uno debía perder. En este duelo entre 2 grandes, uno debía perder. Los Dallas Mavericks volverán a buscar su revancha la próxima temporada.

Los Angeles Clippers ganaron en su cancha, se reivindicaron de las críticas y siguen en camino. Este martes se enfrentarán a su próximo rival, los Utah Jazz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *