CON AIRE DE VICTORIA

Uruguay viajó a Colombia para disputar una nueva ventana clasificatoria para la AmeriCup. Ayer venció a Paraguay con cifras de 88-84, pero no todo fue color de rosas para los dirigidos por Magnano. Hoy deberán medirse ante Panamá con la tranquilidad de ya haber clasificado.

En el primer cuarto sorprendió la selección Guaraní con una defensa dura y corridas de canchas, la celeste no encontraba juego por ningún lado, imprecisiones y malas decisiones llevaron a que fueran 5 puntos los convertidos en los primeros 5 minutos de juego contra 13 de la albiroja. Faltando 3 minutos ingresa el juvenil que hoy se llevó todos los flashes, Agustín Ubal, y le dio un revulsivo al juego, pero claro, solo no podía y Paraguay cerraba mejor los primeros 10 minutos, logró neutralizar el ataque y vulnerar la defensa para irse arriba 24 a 19.

En el segundo cuarto fue tétrico para Uruguay que llego estar 11 puntos abajo en los primeros tres minutos (30-19) la defensa planteada por el equipo Paraguayo daba su frutos y una selección nacional que sintió mucho las bajas obligadas (jugadores definiendo la liga Uruguaya o en burbujas) fueron un factor fundamental en el trámite del partido.
La segunda parte del cuarto fue más pareja y con uno Cabot inspirado llego estar a 4 (40-36) pero otra vez un mal cierre de cuarto hacia que Paraguay se fuera en ventaja una vez más 46 -38.

El descanso le sirvió a Uruguay para corregir los detalles que en el segundo cuarto hicieron que estuviera muy por debajo en el tanteador, los juveniles Joaquín Rodriguez y Agustín Ubal tuvieron su mejor momento, aparte de aportar puntos importantes y defender duro, hicieron buena rotación del balón depositándolo en el poste bajo, donde Kiril se hacía fuerte. 30 a 9 a favor de los celestes fue el parcial del tercer chico.

El último cuarto, al igual que el primero, Paraguay entró mucho mejor, volvió a defender en zona y complicó a los dirigidos por Magnano, en Uruguay aparecía el mejor momento de Marcos Cabot, que con rebotes defensivos tomados y buenas corridas de cancha, mantenía a la celeste arriba en el tanteador, cerrando el partido 84-88 a favor de Uruguay.

JUGADOR DESTACADO

AGUSTÍN UBAL

Entró en el momento más complicado de Uruguay, con personalidad, carácter y mucha inteligencia a la hora de jugar, fue el jugador determinante para que la celeste estuviera cerca en el tanteador y pasara en el tercer cuarto. El base de 17 años y 2 metros de altura finalizó con 20 puntos y 3 asistencias en casi 20 minutos de juego.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*